Acta de creación

Acta de creación

Antigua vista del edificio

Antigua vista del edificio

Antigua vista del edificio

Antigua vista del edificio

Homenaje de alumnas

Homenaje de alumnas

Nuestra escuela pertenece a la congregación de las hermanas Siervas del Espiritu Santo, S.Sp.S. Nació en 1924 cuando un grupo de religiosas comenzó a dar clases a las niñas de la zona. Desde el comienzo, ha sido pensada como colegio católico, con la misión de testimoniar el amor de Dios y evangelizar. 
Desde entonces, así colaboramos con la Iglesia, siendo parte activa en la iglesia local.
El servicio a la educación es una de las formas en que las hermanas de la congregación S.Sp.S. vivimos la misión evangelizadora. Otros de nuestros apostolados son el cuidado a los ancianos y  la asistencia a enfermos, mujeres y niños desportegidos.

EQUIPO DE CONDUCCIÓN INSTITUCIONAL

Directora general y representante legal

Hna. María Cristina Mandali

replegal@espiritusanto.edu.ar

 

Apoderada legal y Administradora

Prof. Graciela I. Heit

colegio@espiritusanto.edu.ar

 

Coordinadora institucional pastoral

Hna. Gladys Gamarra

misión@espiritusanto.edu.ar

 

Descargar P.E.I

IDEARIO

“Educar y formar en los valores humanos y cristianos, en y desde la experiencia de Dios, en constante discernimiento, fomentando el diálogo y la unidad, brindando una educación de calidad que favorezca el protagonismo de la persona en su crecimiento,  permita el desarrollo de una conciencia crítica, ética y ciudadana e impulse al compromiso responsable en la construcción de una sociedad más justa, solidaria y fraterna.”

         Ideario de los Colegios de las Misioneras Siervas del Espíritu Santo, SSpS

 

El ideario que compartimos con los otros Colegios de la congregación es la base para nuestro Proyecto Educativo Institucional, que busca motivar, orientar y formar a los alumnos y alumnas para que sean personas plenas, capaces de:

-Construir y transformar la historia, con la mirada puesta en su fin último: Dios.

-Extender su reino en todos los ámbitos,  intentando vivir día a día el espíritu del Evangelio.